Por que tu perro tira de la correa cuando vais de paseo

 

Si tu perro es de los que tiran de la correa y convierten el paseo en un infierno, te recomiendo que te quedes a leer este mensaje.

¿Aún estás aquí? Bien. Vamos a hablar de ello.

¿Por qué crees que tu perro tira cuando paseáis? ¿Crees que  lo hace porque es malo? Pues no. De hecho toda su actitud tiene la marca de algo muy evidente. Eso es: ansiedad. Está ansioso. Está ansioso por oler más, por ver más, explorar más, conocer más.

No tiene ganas de encontrar el lugar perfecto para hacer pipi o popo. Anhela cosas nuevas: olores, objetos, personas, lugares. Acuérdate que el perro viene del lobo, un animal con un gran territorio. Eso significa que le gusta conocer mucho, mucho terreno abierto.

Ya puedo leerte la mente: claro, ¿y todo eso de qué te sirve?

Pues créeme si te digo que realmente necesitas entender por qué tira de la correa, para evitar que lo haga. Porque, ¿qué es lo que pasa aquí? Que tú no diriges el paseo: él es el dueño y por tanto quien dice adónde se va.

Cuando intentas evitar que tire, él se pone tozudo e insiste en la dirección que él quiere, ¿verdad? Eso es porque lleva la voz cantante. Mientras sepa que lo vas a seguir, irá donde quiera.

Empiezas a ver dónde está el problema, ¿no? Si él es el líder, no hay paseo agradable que valga. Hará lo que guste e irá por la ruta que prefiera. Y tú… sufrirás tras él como puedas.

¿Quieres seguir como hasta ahora? Bien, ya puedes dejar de leer. Pero si quieres ARREGLAR este problema y acabar con él, entonces te recomiendo que hagas algo al respecto ahora mismo.

*Clic Aquí Para Descubrir Cómo*

Ya te lo he dicho. ¿Quieres un cambio? Empieza ya.

Marcos Mendoza

Que son los perros de muestra en realidad

He notado que, cuando se habla de perros de muestra, muchas personas están confundidas. El nombre ciertamente da lugar a error, porque cuando se dice “muestra” bien parece que se trata de mostrar al perro: es decir, que es para concursos.

En realidad no tiene nada que ver.

Lo cierto es que los perros de muestra son perros cazadores con una característica muy concreta: su instinto es apuntar hacia la presa con el hocico para indicarle a su dueño dónde está.

Estos perros son por ejemplo el setter irlandés o el pointer inglés, animales de finísimo olfato y cuerpo atlético, moldeados desde el inicio de su raza para cumplir esta función tan específica.

También hay perros más versátiles, los que se consideran de muestra (señalan la presa) y de cobro (también la recuperan y la llevan a su dueño). Por ejemplo, esto es el weimaraner, el vizsla y el springer spaniel.

¿Y todo eso a ti qué más te da, preguntas? Bueno,  no dejes de leer todavía. Te voy a decir por qué te importa.

Los perros de muestra son animales con un gran instinto de persecución. Eso significa que es más fácil que desarrollen un comportamiento desagradable como perseguir coches, gatos o niños.

También les gusta mucho olfatear, lo que no es malo salvo cuando pasea por tu casa a las tres de la madrugada, oliéndolo absolutamente todo y quizá incluso tirándolo sin querer. Y los perros con mucho olfato… también tienden a marcar más su territorio. ¡Uff!

Pero tranquilo, porque estos y todos los problemas de un perro se pueden solucionar si saben cómo llegar hasta sus instintos para adaptarlos. Créeme, es muy fácil.

*Busca Tu Perro En Esta Lista*

¡Nos vemos pronto!

Marcos Mendoza

Pero si mi perro se porta muy bien

Repite conmigo: ¡pero si mi perro se porta muy bien!

Probablemente lo has dicho a menudo cuando alguien ha apuntado a algún mal comportamiento. Son solo tonterías: quizá se hace pis en el salón, pero te da la patita  y no pide durante la comida; o puede que pida durante la comida pero es muy dulce y amistoso con los visitantes; o quizá ladra a las visitas pero jamás hace un mal gesto estando con la familia.

Déjame decirte algo que quizá te duela, pero es solo la verdad: si un perro tiene un mal comportamiento, ya no se porta muy bien. Ni siquiera se porta bien.

No se trata de buscar la perfección en tu perro, no te equivoques. Se trata de equilibrio, de educación. Cuando ves a un niño berreando por la calle que quiere un helado, ¿tú piensas que está educado? No, ¿verdad? Es más bien que es un niño mimado. Y quizá en su casa es un angelito, pero está siendo muy caprichoso.

Con un perro pasa lo mismo. Necesita ser educado en todos los ámbitos, no solo en unos pocos. Y no te escudes en eso de “me da pena”.

Educar a un perro no es nada que dé pena. De hecho, es muy divertido. Con el método adecuado (que yo quiero enseñarte), lo que haces es jugar con él: le enseñas buenos comportamientos a cambio de juegos y recompensas. ¿Hay algo mejor para un perro? ¡Ya te digo yo que no!

Y entonces, ¿qué hay que hacer? La verdad es que ya te he dado una pista. ¿Sabes cuál es? ¿Sí? Exactamente, las recompensas. Esa es la clave: para que un perro repita un comportamiento, necesita que se le recompense. Así es como le dices “muy bien hecho”.

Pero esto es demasiado largo de explicar, así que, amigo, te recomiendo muy insistentemente que eches un vistazo aquí y descubras todo el método:

*Clic Aquí Para Leerlo*

Y eso es todo por hoy. ¡Nos vemos pronto!

June 14, 2017Permalink

Los perros primitivos

 

Se llaman perros primitivos a esos perros que no han cambiado mucho a lo largo de la historia, y por tanto, su aspecto y sus características han sido iguales desde sus inicios.

El perro es un animal al que para bien o para mal el hombre ha estado modificando a su antojo desde siempre. Mediante la crianza, hemos seleccionado individuos con rasgos que queríamos, ya sea en el ámbito físico o en lo personal. Así hemos hecho razas especiales para ciertas tareas, perros de caza más efectivos, perros de pastoreo más obedientes,…

Pero hay algunas razas que no han sufrido estos cambios, a menudo por el aislamiento, como es el caso del basenji en áfrica o del perro peruano sin pelo en latinoamérica. También encontramos al podenco mediterráneo.

En Japón, por ejemplo, hay muchas razas que, aunque se consideran también de otras categorías, son perros primitivos por la misma razón. La pureza racial viene dada de la ausencia de cruza con otros perros. Así encontramos a animales como el akita o el shiba inu.

¿Y qué significa esto? Significa que estamos ante perros sin mezclas, y por tanto, de una genética muy específica. Es poco común que los perros de estas razas se desvíen de la personalidad general que se le atribuye; por tanto, el akita es casi siempre un animal independiente, y el basenji, muy cabezota.

Todo esto tiene su utilidad, y es que para educar a un perro primitivo no necesitas desviarte mucho de lo que pone en los libros. Por ejemplo, te puedo ofrecer una guía de educación para la raza de tu perro:

*Búscala Aquí*

¡Y eso es todo por hoy! Nos vemos pronto, amigo.

June 12, 2017Permalink

Y que problema hay?

 

Te sorprenderías de la cantidad de personas que dicen que no pasa nada si su perro, una criaturita adorable y vivaz de cinco kilos, salta sobre la gente para saludar.

¿Qué mal puede hacer? Es tan chiquitín, ¿verdad? No va a tirar a nadie… salvo si la persona a la que saluda es un niño de tres años que todavía no tiene mucho equilibrio. Pero esa es una excepción. O si es un anciano algo frágil, eso también es una excepción.

No es tan grave si araña las rodillas de la gente en verano, cuando las faldas y los pantalones cortos están a la orden del día. Son solo arañazos. O que manche los pantalones en invierno. ¡Qué más da!

Desde luego, no es importante en absoluto si, simplemente, a la otra persona no le gustan los perros. Si es así, el problema es suyo, este perrito es adorable y ya está.

¿Comprendes lo egoísta de estas ideas? Que un perro pese cinco kilos, o cuatro, o dos, no significa que el “adorable saltito” sea menos problemático. Puede caerse un niño, un anciano, puede arañar o puede manchar, o simplemente puede molestar a alguien que, sin comerlo ni beberlo, se encuentra con un perro saltándole a los pies.

Muchas personas cogen estas excusas porque no saben cómo evitar el problema, así que prefieren hacer ver que no existe. Bien, la época de las excusas ya ha pasado. Hoy en día hay información de sobras para controlar casi cualquier mal comportamiento en un perro.

Te lo digo en serio, si tu perro, pequeño o grande, salta sobre la gente, tienes que pararlo. Y no es tan difícil como te piensas. Por ejemplo…

*Prueba Este Método*

Es muy simple, y en poco tiempo obtendrás resultados. Garantizado.

Hablemos de los spitz

Según la categoría del FCI, el spitz es un perro con doble capa de pelo (una corta y otra larga) que le sirve contra las inclemencias del tiempo. Así pues, para hablar en términos mundanos, son spitz los perros como el pomerania, husky siberiano, o el chow chow, entre otros.

Estamos ante perros con un aspecto ligeramente zorruno, algo muy atractivo para mucha gente. ¿Has pensado alguna vez que el akita se parece a un zorro? Ahora ya sabes por qué.

Pero el spitz es mucho más que un perro bonito con dos capas de pelo, créeme.

Estamos ante un animal con una gran energía y resistencia. Son perros fuertes, trabajadores. La mayoría de estas razas se originan por una necesidad de trabajo en hábitats inhóspitos.

Por ejemplo, tenemos a los perros de trineo, como el samoyedo, cuya función era tirar de los trineos a través de la nieve, hiciera sol o hubiera tormenta. Su valor, dedicación y fuerza son incomparables, como también lo es su nerviosismo cuando no pueden hacer nada útil.

También tenemos a perros guardianes que luchaban contra osos o lobos por proteger casas, granjas y rebaños. La resistencia y fiereza de estos perros es incomparable, y necesitan una educación especial para dirigir adecuadamente sus instintos protectores.

Y como último ejemplo, tenemos los perros de caza mayor. Cuando un perro como el shiba inu tiene el instinto de cazar animales grandes, como alces o ciervos, también es de naturaleza obediente y firme, pero tiene mucha energía que gastar.

Estos son solamente algunos detalles sobre estas razas. En general, los spitz son perros muy enérgicos y  muy fuertes, que merecen que se valoren y eduquen apropiadamente.

¿Cuál es el tuyo?

*Busca En Esta Lista*

¡Dale la educación que merece!

Hace tiempo que no te escribo sobre esto

Últimamente he estado tan ocupado con los problemas individuales que puede desarrollar un perro, que me he olvidado de lo importante.

Sabes qué hacer si tu perro es ladrador, si es agresivo, si no responde a tu llamada o si se hace pis en el salón de la casa (ya has ido viendo mis anteriores mensajes, ¿verdad?). No obstante, ¿y si tu perro no tiene ninguno de estos problemas? ¿Y si no hay nada realmente específico que sea un problema?

Todo bien, entonces, ¿no?

Mmmm… ¿Seguro?

Porque que un perro “a veces” te ignore es una señal.

Que “a veces” gruña también.

“A veces” puede portarse mal.

Si es solo a veces, no pasa nada. ¿Verdad?

Pues estás equivocado. Que solo pase de vez en cuando significa que tu perro está muy lejos de estar educado, ser equilibrado y feliz. Que veas a un perrito brincar, dormir a placer y “sonreír” no significa que sea feliz; significa que no sabe lo que es ser feliz.

Los perros necesitan ciertas cosas, y los humanos tendemos a olvidar dárselas.

Seguro que ya sabes por dónde voy.

La disciplina es un pilar básico en la felicidad del perro. La disciplina le permite encontrar su lugar en el mundo, su función en la manada; y créeme, incluso los humanos queremos tener una función, servir de algo a alguien, aunque sea a nosotros mismos.

Tu perro quiere servirte a ti. Está en su naturaleza. Pero no puede hacerlo, al menos no bien, si no le enseñas lo que quieres.

Así que ¿a qué esperas?

*Enséñale a Tu Perro Qué Quieres De Él*

¡Será muy divertido, te lo prometo!

Marcos Mendoza

Los ya conocidos perros terrier

 

Originalmente, los perros de raza terrier se seleccionaron para ser “agresivos”. ¿Qué significa eso? ¿Qué te van a morder en cuanto te vean? En absoluto. La agresividad tiende a ser un rasgo natural en los cazadores; y es que los perros terrier tienen mucha parte de cazador.

No obstante, este instinto de caza se desarrolló para ir a por animales de madriguera; es decir, de tierra (de ahí el nombre “terrier”, que proviene del latín “terra”). Así que un terrier tiene tendencia a perseguir animales pequeños como roedores, aunque algunos parecen sentir fijación por los gatos. ¿A alguien le suena?

¡Claro! A día de hoy muy pocos de los perros terrier siguen siendo cazadores de conejos o zorros. Para la mayoría de las personas, un perro es un animal de compañía.

Problema: instintos y tendencias genéticas siguen presentes en ellos, y esas cosas pueden llevar a tu amiguito peludo a dar algunos problemas desagradables.

¿Cuáles son los problemas más típicos de un terrier? Aquí te los detallo:

  1. Por sus ancestros cazadores de animales muy veloces, estos perros corren mucho y tienen mucha energía para perseguir a sus presas. Si no pueden gastar esa energía… ¡ay, de ti!
  2. Como su presa natural son los animales de madrigueras, un terrier siempre tendrá una tendencia fácil a cavar agujeros en el suelo para perseguirlos. Y eso puede ser un castigo para tu jardín.

Aparte de eso, no hay más de lo que hay con cualquier perro: a veces pueden ser ladradores, a veces pueden gruñir, a veces pueden ser dominantes… Pero eso depende de cada individuo.

No obstante, estoy seguro de que quieres ocuparte de los problemas que tiene tu terrier… Así que te recomiendo mirar aquí:

 

Airedale Terrier

Bedlington Terrier

Jack Russell Terrier

Australian Silky Terrier

Cairn Terrier

Fox Terrier de Pelo Duro

Fox Terrier de Pelo Liso

Yorkshire Terrier

 

¿No has visto aquí tu raza? ¡Es normal! Hay muchos otros terrier… y otras razas que no tienen que ver, pero que pueden encajar con tu perro. Aquí te dejo la lista completa:

*Aquí La Lista Completa*

¡Nos vemos pronto!

Que pasa si mi perro no viene cuando lo llamo?

No me voy a poner dramático en esto, amigo mío. No voy a decir que tu perro podría sufrir un accidente al echar a correr por la calle sin hacer caso a tu llamada, ni voy a decir que podría perderse, o meterse en una pelea con un perro desconocido, o podría lamer algo que tú sabes que es malo pero él no.

Todo esto son situaciones muy duras y posibles, pero la verdad es que en el día a día, cuando un perro no acude a tu llamada, lo más que pasa es que es increíblemente molesto.

Cuando sucede, te quedas con la sensación de que tu perro te ignora, que no te quiere. Es peor cuando lo llamas, te mira y sigue tu camino, como si no le importara lo que digas. ¡Es muy doloroso para ti! Lo sé.

¿Cómo vas a conseguir que sea un buen perro, dócil y educado, si ni siquiera te hace caso con algo tan sencillo como llamarlo?

Pero… ¿has intentado enseñarle a venir cuando lo llamas? ¿O crees que reconoce su nombre y eso tendría que bastar? Piénsalo detenidamente. Es como si a ti te dan una cosa y te dicen: bueno, esto es un telescopio profesional, que lo disfrutes. ¿Sabrás hacerlo servir? Probablemente no. ¡A no ser que seas astrónomo!

Con el perro es lo mismo. Le repites hasta la saciedad un nombre y puede, solo puede, que lo relacione consigo mismo, pero con eso no le estás enseñando nada. “Toby, ven” tiene para él el mismo significado que “Guau, guauguauguau” para ti. Ninguno.

Pero puedes estar tranquilo, porque voy a enseñarte a conseguir que la llamada tenga un sentido ineludible para tu perro. ¿Listo?

*Aprende Aquí La Técnica*

Y olvídate de que tu perro te ignore cuando lo llamas.

 

Los mitos sobre el perro cazador

Incluso a día de hoy muchas personas creen que el perro cazador es por necesidad un perro peligroso que no puede convivir con otros animales, con niños, e incluso he oído decir que es arriesgado tener a un perro cazador que no vas a enseñar a cazar.

En mi opinión, todo eso son paparruchas.

Dime, ¿qué te hace pensar que un perro enérgico, con facilidad para aprender, obediente y bien dispuesto vaya a ser un peligro para tu familia? Porque eso es un perro cazador.

Verás, desde siempre los perros cazadores han sido seleccionados no por su sed de sangre, como muchos creen, sino por su obediencia. La caza no es una mera diversión para ellos, sino que se trata de impulsar el instinto de supervivencia: el instinto de conseguir comida, conseguir una presa, para la manada. No tiene nada que ver con la sed de sangre, sino con el deseo de servir a la familia.

Terriblemente peligroso, ¿verdad?

Un cazador debe ser leal, fiel y obediente. Y esos rasgos son los que han heredado los perros cazadores de todas las razas actuales.

Como con cualquier perro, por supuesto, si NO se le enseña, si NO se le educa y NO se le socializa, evidentemente puede ser un peligro para cualquiera. También puede serlo un chihuahua.

Ahí está la calve. ¿Es peligroso un perro cazador? No. ¿Es peligroso un perro sin educar? Potencialmente, sí.

Así que te recomiendo buscar la raza de tu perro aquí y solucionar cualquier problema que tengas, antes de que ese peligro sea más grande:

Basset Hound

Beagle

Cirneco de Etna

Cocker Spaniel

Epagneul Bretón

Galgo Afgano

Presa Canario

Shiba Inu

Vizsla

Weimaraner

¿Tu raza no está en la lista? Clic aquí para buscarla.

Marcos Mendoza